CERTINA DS SUPER PH 500M. REVISIÓN.

05/10/2020 5:00 pm
CERTINA DS SUPER PH 500M. REVISIÓN.

 

Si preguntásemos a unos cuantos aficionados por media docena de divers clásicos e icónicos de los sesenta y setenta es muy probable que muchos de ellos nos citasen a la familia de los Certina DS-2 Super PH200, 500 y 1000 metros. No voy a remitirme al tan manido argumento del Proyecto Tektite, pero efectivamente aquellos relojes marcaron una época.

Cuando Certina decidió reeditar el PH200 muchos suspiraban para que hiciera lo mismo con el Super PH500 y, afortunadamente, desde mediados de año está ya disponible en los distribuidores la correspondiente reedición. Era casi obligado traerlo a casa en cuanto surgiese una oportunidad interesante y hoy lo vamos a revisar en esta entrada.



El reloj lleva conmigo varios meses y el que no haya aparecido por el blog hasta hoy da una idea de que, de inicio, le encontré bastantes claroscuros. Desde el primer momento entendí que Certina había hecho un buen trabajo, pero que se podía haber esforzado mucho más. Tenía en el cajón un modelo mítico y la reedición, para mí, no está a la altura.

Me resulta difícil enumerar todos aquellos elementos que yo hubiera modificado en este reloj para tratar de que la propia reedición se convirtiese, a su vez, en un clásico cincuenta años más tarde. Citaré cuatro: dimensiones, esfera, correa y tapa posterior.



Vamos con el asunto de las dimensiones. El diseño original del DS Super PH500 tenía la suficiente entidad como para haber sido generosos en la reedición. Cuando se comercializó en 1968, el reloj tenía un diámetro de caja de 43 mm, lug to lug de 48 mm y una altura total de 16,5 mm. La reedición es una réplica fiel de las dos primeras cotas, pero su altura es de sólo 14,95mm, es decir, más de un milímetro y medio de diferencia. 

Muy bien le hubieran venido para ganar presencia en muñeca y para acentuar su carácter de herramienta, pero como los cánones actuales penalizan el pasarse de milímetros en cualquier cota y al fin y al cabo se trata de vender relojes… Precisamente por esto aprecio muchísimo la falta de complejos de algunas microfirmas cuando se animan a resucitar alguno de los divers míticos, y estoy hablando concretamente de Crepas (que por cierto, se inspiró en estos Certinas para fabricar hace unos años el Tektite, cuyas cotas eran de 45x51x17,9mm).



Segundo elemento: la esfera. Nada tengo que objetar al pantone naranja elegido, ni a su acabado ligeramente lacado. Sin embargo, el trabajo de los marcadores horarios es muy pobre, simplemente impresos sobre ella y escasamente perfilados, lo que conlleva un insuficiente contraste entre la luminova y la propia esfera naranja (si hubiese sido negra quizás el efecto fuera diferente). Ganarían en presencia con unas dimensiones un poco mayores, aplicados y con un perfil o marco metálico que hubiera creado un gran conjunto a juego con el bisel interno poliédrico. 

Respeto al juego de agujas y las grafías decir que son correctos, pero mejorables. La horaria se ha quedado un tanto famélica respecto a la original, que tenía más anchura y presencia. El rendimiento de la SuperLuminova, que aparenta ser BGW9, es adecuado pero una vez más, también mejorable.



Tercer elemento: la tapa posterior. Por utilizar pocas palabras, reeditar el Super PH500M y que no aparezca por ningún lado la mítica tortuga de Certina es imperdonable.

No sé muy bien para qué demonios quiso Certina ligar un modelo icónico de su colección con la VDST (Verband Deutscher Sporttaucher, en español Federación Alemana de Actividades Subacuáticas) por más que aquella colaborara en los test del reloj, pero, obviando este sinsentido, la firma helvética ni siquiera se esforzó demasiado en diseñar una tapa posterior atractiva, como se puede comprobar.



No contenta con todo lo anterior, Certina decidió acompañar al reloj con un caucho negro de dotación que tiene dos inconvenientes. Carece de cualquier sentido histórico (de haber elegido un caucho, lo suyo hubiera sido uno de estilo Tropic y no una banda semejante a una Z22 de Seiko) y por otro lado estéticamente le sienta al reloj como a un Cristo dos pistolas (ver la primera imagen de esta entrada y cualquiera en la red).

El reloj pide a gritos más metal o una Tropic. Después de mucho investigar y darle vueltas conseguí encontrar una milanesa de eslabones pequeños pulidos muy similar a la que trae de de dotación el DS PH200M. Por cierto, procede del portal de accesorios Watchgecko, y su relación calidad precio es inmejorable. No comprendo como Certina no incorporó de dotación la misma milanesa del PH200… o se arriesgó un poquito más con un brazalete de granos de arroz en disminución, similar al del nuevo Doxa Sub 300. Había opciones mucho mejores…



¿Es todo tan negativo en este Certina DS Super PH500? No, para nada. Para ser justos creo que debemos ponderar los puntos fuertes del reloj. El primero de ellos es el tono de los acabados. Es notable, tanto el trabajo de pulido de la caja (en todas sus superficies) como el bisel, que añade un sistema de seguridad que impide su desplazamiento accidental (sólo gira en sentido antihorario al presionarlo hacia la caja). Es un detalle técnico que no había tenido ocasión de trastear en ningún diver.



El bisel hubiera admitido bien un insert cerámico o mejor aún zafiro, pero el de aluminio seleccionado es quizás más acorde con el modelo original, y está muy bien fabricado. 

Otro de los puntos fuertes del reloj es la certificación ISO 6425 para relojes de buceo (para mí siempre es un aspecto tranquilizador si el reloj se va a utilizar para bucear o en cualquier actividad acuática) y el muy buen ajuste de su calibre Powermatic 80.111 con espiral Nivachron. De hecho esta unidad se encuentra en parámetros COSC, con un atraso de 3 segundos/día.



En resumen, se trata de un buen reloj, pero con aspectos mejorables que se hacen muy presentes (para los amantes de los relojes de buceo, no tanto para el público en general) si se tiene en cuenta que en este caso es la propia firma la que reedita uno de los divers más reconocible de los años sesenta. 

Cuando te decides por ese trabajo, yo creo que debes ser mucho más cuidadoso, hasta dar con un producto al que no se le pueda poner ni un pero…

Manteneos seguros, cumplid las normas sanitarias, usad siempre mascarilla en los espacios públicos, respetad la distancia de seguridad y sed escrupulosos en el lavado frecuente de manos. Es por vuestra salud y por la de los demás.


Tiempo Dinámico

El blog de los relojes asequibles en castellano.

“Tan perfecto como sea posible, sólo tan caro como sea necesario”. -Helmut Sinn-

ENTRADAS RELACIONADAS